La alcaldesa Ada Colau tuvo la iniciativa de prestar tratamiento odontológico a través de la municipalidad. El “dentista municipal”, es una decisión que prevé prestar servicio a 36.000 personas cada año. Con el estimado de atender el 50% de ellas durante el primer ejercicio. Contando solamente con 8 butacas para los pacientes que acudan al único centro en un inicio estará en funcionamiento.

El 95,9 % de la población considera “buena” la iniciativa, el 80% lo usará

El arranque de esta iniciativa se anunciará en el transcurso de este mes. Por otro lado, Gemma Tarafa, la comisionada de Salud presentó el jueves pasado un expediente con detalles del proceso. Con la creación del operador público se espera intervenir la libre competencia de servicios odontológicos en Barcelona.

El 19 de marzo será discutido en la Comisión de Derechos Sociales

Este es el requisito que antecede para su aprobación definitiva en la plenaria.

La memoria final del caso contiene el 65 % de las alegaciones que han sido presentadas por las entidades profesionales durante la tramitación del expediente. Se incorpora además  el informe donde la Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO) aprueba la moción. Asimismo, contiene una encuesta ordenada por el Ayuntamiento de Barcelona sobre el dentista municipal.

La encuesta GESOP fue realizada entre el 28 de enero y 2 de febrero. Se completaron 400 entrevistas, realizadas al azar.  Usando el método presencial y también vía telefónica.

La comisionada de salud, Gemma Tarafa destacó los concluyentes resultados de la encuesta. En este sentido, el 95,9 % de las personas que fueron entrevistadas consideran  que la propuesta es una buena iniciativa. Respondieron “bien” o “muy” bien, al hecho de que el ayuntamiento ofrezca servicios odontológicos a través del “dentista municipal”.

Además, el 80% de ellos prevé usar sus servicios, considerando que los precios estarán ajustados a los costes reales. Asimismo, el 94,3 % respondió a la interrogante sobre el costo de los servicios odontológicos en general. Consideran que ir al dentista es “muy caro” o “bastante caro”. Por ende, el 95,6 % de los encuestados se muestra muy a favor de que el costo del servicio lo cubra la sanidad pública.

Por su parte, la comisionada, está muy satisfecha con los resultados. «Con los números encima de la mesa» y el apoyo manifiesto de la ciudadanía considera imperante dar marcha al proceso.  El 12 % de barceloneses tiene necesidad de recibir tratamiento odontológico. Este gran número de ciudadanos no tiene la capacidad económica de acudir al dentista.

Por tal razón, la comisionada de salud, considera que es posible llegar a acuerdos para impulsar este  servicio rápidamente. En la espera de que sea un éxito rotundo entre los barcelonenses.

También es conveniente contemplar que los usuarios del servicio cuenten con un buen seguro dental. Los hay de todos precios y esto ayudaría aún más de disponer de seguridad dental a bajos costos.

El camino del expediente y el proceso de arranque

El trámite de aprobación inicial del expediente se superó el mes de enero. Los votos en contra fueron de PDeCAT, Cs y PP. El resto del grupo de asistentes estuvieron a favor. Sin embargo, el grupo que votó en contra manifestó sus críticas a la propuesta y planteó dudas jurídicas y técnicas.

Las conversaciones sostenidas con las entidades profesionales también dieron sus resultados.  Gemma Tarafa  reveló el compromiso logrado. Las dos clínicas del nuevo servicio estarán en distritos con situación económica debajo de la media de la población. Ellos son, Sant Martí, Nou Barris, Ciutat Vella y Sant Andreu.

En consecuencia, la delegada manifestó que ya se está trabajando para abrir la primera clínica en el distrito Nou Barris. El 98% de los ciudadanos están dispuestos a hacer uso del servicio del dentista municipal que ofrece el ayuntamiento. La iniciativa tiene un fuerte arraigo de la ciudadanía.

Por otra parte, la comisionada de salud anunció la creación de un nuevo grupo de trabajo. Este estará encargado de establecer un sistema de tarifa social. A él podrán acogerse odontólogos voluntarios del ejercicio privado. Deberán estar comprometidos a prestar el servicio a precios de bajo coste a pacientes acreditados por los Servicios Sociales.

El periodo de presentación de alegaciones, finalizó el 4 de marzo pasado. Los Colegios de Odontólogos y Estomatólogos y de Protésicos Dentales de Cataluña, PIMEC, hicieron llegar al Ayuntamiento sus consideraciones. Cuentan entre sus afiliados con clínicas dentales y el Sindicato de Médicos de Cataluña (MC). Disponen de una Agrupación de Dentistas.