Las vitaminas y minerales son tan importantes para la salud humana en general, y como parte de ella, para la salud bucodental. Para tener encías y dientes saludables debe disfrutar de una alimentación balanceada. Tan importante para su cuerpo como para el buen desarrollo y mantenimiento de su dentadura.

Las vitaminas y muy especial la vitamina D, juegan un papel importante en la prevención de enfermedades bucales. Y para mantener dientes y encías saludables.

En este artículo le hablamos del beneficio de la vitamina D en los dientes y el papel de las demás vitaminas y minerales. Así como los principales alimentos que los contienen.

Recuerde contratar siempre el mejor seguro dental para usted y su familia.

La Vitamina D y la dentadura

No basta con hacer una buena higiene dental, para tener una dentadura sana y resplandeciente. Hay personas que tienen una dentadura hermosa y sana, con poco mantenimiento. Mientras que otras son cuidadosas con el cepillado, usan hilo dental y siguen las reglas de mantenimiento bucal y sin embargo, su dentadura no es la esperada.

Es necesario tener un estilo de vida saludable y consumir mucha vitamina D. Por lo que una deficiencia de esta vitamina produce un desbalance de calcio en el cuerpo. Pues el calcio requiere de la vitamina D para ser absorbido por los huesos.

La deficiencia de vitamina D, también es causante de gingivitis, es cual es un signo de inflamación, que se presenta en la boca. Pero también se inflaman otras partes del sistema inmunológico. Es importante destacar que la boca es una prolongación de la microbiota intestinal, donde se encuentra un alto porcentaje del sistema inmunológico del cuerpo humano (80%).

Así como en el intestino, también ocurre alta interacción entre microbios y células inmunes, en la boca.  La vitamina D juega un papel determinante en el proceso del sistema inmunológico. Y es la que controla la formación y la cantidad de células inmunes  en el sistema, así como la calidad de las mismas.

Por lo que es de vital importancia no solo para la salud bucal, sino para la inmunidad en general del cuerpo humano.

Las  caries y la vitamina D

Son muchas las razones para que aparezcan caries en sus dietes. No se limita solo a una mala higiene bucodental. Hay muchas culturas donde no se usa el cepillo de dientes y sin embargo, presentan poco problemas de caries. La razón es que esas personas tienen niveles adecuados de vitamina D en su cuerpo.

Su principal función en el cuerpo es ayudar al sistema digestivo a realizar el proceso de absorción del calcio. El cual determina la calidad de los huesos y por lo tanto de los dientes. Al haber niveles óptimos de vitamina D en el cuerpo, se garantiza la creación de “células guardianas”, que participan en la reparación de los dientes que presentan caries.

Y su deficiencia provocará que los dietes dañados continúen su proceso sino se controla a tiempo.

Revise ahora los mejores seguros dentales low cost para que haga la mejor elección en el seguro dental de usted y su familia

Como cuidar los niveles de vitamina D

Hay hábitos sencillos que le permiten mantener un buen nivel de vitamina D en el cuerpo. Un hábito muy sano es exponerse a la luz solar, por lo menos 30 minutos al día, en especial brazos y cara.

Preferiblemente que no sean horas del mediodía ni temprano en la tarde cuando la incidencia de los rayos solares es mayor. Debe tener en cuenta, que la vitamina D no se procesa con la luz del sol, en latitudes mayores de los 37 grados.

Alimentos ricos en vitamina D

Al recibir la luz solar, el cuerpo procesa en forma natural la vitamina D. Pero también se encuentra en algunos alimentos. Tales como el pescado graso, huevos, queso y atún. También en la leche, jugo de naranja y cereales.

Beneficios de otras vitaminas y minerales

Calcio

Los minerales en general ayudan a fortalecer los dientes. El calcio en especial juega un importante papel en el desarrollo y mantenimiento de los huesos. Y en consecuencia en los dientes. En la boca, el calcio fortalece y endurece el esmalte y fortalece el hueso de las mandíbulas.

La leche, es una buena fuente de calcio, así como sus derivados como el yogurt y el queso. El brócoli y el salmón también son ricos en este nutriente.

Potasio

El potasio también tiene un rol importante, al mejorar la densidad mineral de los huesos. Conjuntamente con el Mg, evita que la sangre alcance niveles de acidez mayores a lo normal y se filtre el calcio de los huesos y de los dientes. Debe existir una buena relación Mg:K para que esto no ocurra.

Entre los alimentos que contienen potasio se encuentra la banana, los frijoles de lima y tomates. También tiene buen nivel de este nutriente, la acelga, papas, batata, aguacate y la ciruela pasa.

Fósforo

El Fósforo se complementa con el calcio y juntos, fortalecen los huesos y por ende los dientes.

Muchos alimentos contienen fósforo. En especial pescados y mariscos, vieiras, sardinas, bacalao, camarón, atún y salmón. También la soja, las lentejas y la semilla de calabaza tienen alto contenido de fósforo. Así mismo, la carne de res, carne de cerdo y el queso.

Vitamina K

La vitamina K actúa como una especie de escudo protector. Ayuda a inhibir sustancias que puedan afectar los huesos. También participa en la producción de osteocalcina, proteína que fortalece los huesos. La deficiencia de esta vitamina, retarda el proceso de cicatrización del cuerpo.

Entre los alimentos que la contienen se encuentran los vegetales de hoja, como la col rizada, el repollo y la espinaca. También tienen niveles importantes el perejil, brócoli y coles de Bruselas.

Vitamina C

La vitamina C por su parte, fortalece las encías y el tejido blando de la cavidad bucal. También la protege contra la gingivitis, antes de que se enfermen las encías. También es capaz de evitar que los dientes se aflojen.

Entre los alimentos que contienen vitamina C, se encuentran en especial las frutas cítricas. Sin embargo la papa, el pimentón y los vegetales de hoja también tienen alto contenido de esta vitamina.

Vitamina A

La vitamina A mantiene las membranas mucosas con buena salud. Evita que la boca se seque y facilita la cicatrización en la cavidad bucal.

El pescado, la yema de huevo y el hígado le proveen vitamina A y le ayudan a mantener encías y dientes fuertes y sanos. También la contienen los vegetales de hojas verdes, como por ejemplo espinaca, col rizada y col berza.

Además está presente en las frutas de color naranja, las cuales contienen betacaroteno, que el cuerpo transforma en vitamina A. Algunos de estos alimentos son albaricoque, melón, calabaza, zanahoria y batata.

Utilice siempre el mejor comparador de seguros dentales para encontrar la mejor opción de seguro para su familia