Muelas del jucio
Nota: 5 de 5 (100%) de (100%) 3 voto[s]

Las cordales o muelas de juicio son los terceros molares del maxilar superior y de la mandíbula. Son las últimas piezas dentales en desarrollarse y erupcionar, generalmente entre los 15 y 25 años.

Pero a veces se queda retenida en el hueso maxilar y nunca salir lo que puede causar molestias. Es curioso que, según la formación genética algunas personas no la posean.

Existen razones muy variadas por las que a veces no erupcionan correctamente. La mas común, es que carecen de espacio en el maxilar. A veces el desarrollo incorrecto las encaja entre otros dientes, impidiendo la salida.

Compara los seguros de Dentales más baratos en tan solo unos minutos.

La aparición dolorosa de esta se considera como el principal problema de salud bucodental en las visitas odontológicas. Algunas veces la extracción es la mejor recomendación, en especial cuando su erupción desplaza a otros dientes. 

En pocas palabras, se requerirá una intervención siempre que la muela del juicio tenga una posición anómala o infección grave. El desvío y molestia en los segundos molares o la retención total dentro del hueso requiere la extracción.

Cada caso es particular por lo que se requiere la evaluación del especialista. Muchas cordales salen sin causar ningún problema y sin molestar el resto de la dentadura.

Infección de la muela del juicio

El dolor puede ser la consecuencia de una deficiente higiene bucal y una caries avanzada que afecta el nervio dental. Una enfermedad periodontal o infección produce una intensa molestia junto a inflamación.

Este dolor puede abarcar la garganta y los oídos, lo que tiende a confundir a los pacientes. Pero el enrojecimiento del tejido periodontal contiguo es la alerta pertinente para acudir a una consulta odontológica.

Es por eso que siempre es oportuna una radiografía, para entender el origen del problema. Después de la valoración del médico, él determinará si lo mejor es el tratamiento para su conservación.

El problema debe ser tratado en el menor tiempo posible para evitar la extensión. Podría generarse un absceso que añada gravedad al problema como lo es la secreción de pus y fiebre.

El riesgo a la propagación de la infección hace posible graves complicaciones afectando el hueso maxilar. La extensión hacia los tejidos blandos causa la celulitis infecciona que puede exteriorizarse a la mejilla. La contaminación sin control de este tipo de infecciones puede originar:

  • Endocarditis (cuando llega al corazón a través del torrente sanguíneo)
  • Angina de Ludwig (causando muerte por asfixias)
  • Provocar un coma (en el caso de la pequeña posibilidad de que la infección llegue al cerebro)

Tratamiento

La infección de origen bacteriano debe tratarse por obligatoriedad bajo suministro de antibióticos. Tanto antes como después de la extracción de la muela del juicio afectada.

Es importante destacar que el ibuprofeno está prohibido en ciertos casos. Ya que su efecto desinflamatorio y analgésico, puede enmascarar el problema, creando complicaciones.

Es por eso, que la recomendación mas adecuada es el paracetamol para combatir el dolor. Ya que la inflamación es el síntoma evidente de la continuidad de la infección y determinara el período de tratamiento.

Extracción de la muela de juicio

El periodo mas adecuado para retirarlas es al final de la adolescencia, antes que se presenten complicaciones o incrustaciones. La población tiene una marcada tendencia a extraerse las muelas apenas comiencen a molestar.

Compara los seguros de Dentales más baratos en tan solo unos minutos.

Pero cada persona debe tomar su decisión de acuerdo a la particularidad de su caso, escuchando las recomendaciones del doctor. Unos prefieren mandarse a extraer una a una, otros de dos en dos y otros de una vez.  Lo importante es que se consideren todos los factores y se respete la decisión del paciente.

La extracción consiste en la aplicación de anestesia local para prevenir el dolor. Cada muela del juicio puede presentar una condición particular, no solo de un paciente a otro. A veces en la misma persona pueden mostrar características diferentes.

Es decir, las cordales de la mandíbula podrían estar erupcionando de forma horizontal debido al espacio reducido. Y la disparidad de la mordida podría estar obstruyendo lateralmente la salida del tercer molar superior.

Datos de interés

  • Algunos procedimientos de extracción podrían durar 5 minutos, pero otros podrían demorar hasta una hora.
  • La incrustación en el hueso podría requerir una operación que requiera la incisión, que será suturada luego de la extracción.
  • Después, es imprescindible conservar el reposo las siguientes 24 horas en las que no se puede ingerir nada caliente. Mantener una correcta higiene bucal y no hacer deportes por tres días, y ser consecuente con los medicamentos.

También te puede interesar