Una gran parte de los pacientes que asisten a una clínica dental, acuden a una cita con el odontólogo. No tienen conocimiento de que también funcionan los laboratorios dentales y otros profesionales. Tales como auxiliares e higienistas dentales, además de todas las personas que trabajan en la fábrica del material.

Sin ellos sería imposible conseguir resultados óptimos para los pacientes. Básicamente un laboratorio dental es una empresa que se dedica a fabricar material odontológico. Tales como coronas, puentes, férulas o carillas. También cualquier otra prótesis que el dentista requiera colocar en la boca de un paciente.

Allí cuentan con maquinaria tecnológica que ayudan a confeccionar todos estos elementos rápidamente y en forma eficaz. A las personas que trabajan en un laboratorio dental se les conoce como protésicos dentales aquí en España. En otros países, sin embargo, la denominación cambia, se les llama habitualmente mecánicos dentales.

Necesitan una formación específica además de poseer el título de Técnico Superior de Prótesis Dentales. Y tienen un profundo conocimiento sobre la anatomía bucodental ya que lo requiere para fabricar piezas dentales con el aspecto de un diente natural.

Como resultado, obtienen prótesis de cualquier tipo. Las cuales devolverán al paciente la funcionalidad dental  además de la estética a su sonrisa.

Recuerde contratar siempre el mejor seguro dental para usted y su familia.

Funcionamiento de un laboratorio dental. Papel del protésico

Un laboratorio puede ser proveedor de diferentes clínicas odontológicas y proporcionar el material que necesite en cada momento. Sin embargo, en Ferrus & Bratos trabajan con un laboratorio en exclusiva, con las ventajas que esto conlleva. Y los protésicos conocen perfectamente su metodología de trabajo.

Cabe destacar que los protésicos no trabajan directamente con los pacientes, puesto que su formación no les permite realizar acciones directas en la cavidad oral. Sin embargo, si están familiarizados con ellos y cubren además todas sus necesidades bucodentales.

Por otro lado, los profesionales del laboratorio solo reciben pedidos de los doctores. Así que los tiempos de espera se reducen sustancialmente pues cuentan con un único centro dental como cliente.

Es importante tener en cuenta que la comunicación entre clínica y laboratorio es permanente. En la búsqueda de que el resultado final de la prótesis o férula en proceso de creación, sea el mejor posible.

En los laboratorios dentales se reciben todo tipo de prótesis dentales, piezas completas o parciales. Que se confeccionan a la medida del paciente. Tales como coronas, carillas, implantes, puentes, incrustaciones y reconstrucciones dentales.

Por otra parte, gracias a las innovaciones tecnológicas con las que cuenta Ferrus & Bratos los tiempos de producción se reducen notablemente. Así, desde que una persona viene a su primera visita hasta que obtiene su carilla, solo transcurren 72 horas. El tiempo de espera habitual era de 30 días.

Los trabajadores confeccionan férulas de retención (Essix). Son aquellas que se les da a los pacientes una vez que finalizan su tratamiento de ortodoncia.También se confeccionan las férulas necesarias para realizar el blanqueamiento dental combinado. Este tipo de férulas tienen aspecto similar a los Essix. Sin embargo, se fabrica con un material diferente, son mucho más flexibles.

Por otra parte, los protésicos también se encargan de fabricar las férulas de descarga recomendadas para pacientes que padecen de bruxismo.

Además de la experiencia del odontólogo, es esencial que el material así como la maquinaria del que disponen los laboratorios dentales, ofrezcan resultados eficaces y duraderos.

Última tecnología para el equipamiento técnico del laboratorio

La tecnología no solo contribuye a agilizar la producción, también asegura resultados óptimos y eficaces. El laboratorio dental con el que trabaja Ferrus & Bratos  está equipado con maquinaria de última tecnología. Además, los protésicos dentales que allí trabajan son expertos en su área.

Software 3 Shape

El laboratorio dispone del software informático 3 Shape. Con él, es posible ver el resultado final del aspecto de la boca del paciente, sin  haber comenzado el tratamiento.

Se le realizará un escáner de la boca del paciente para obtener una muestra virtual. El protésico dental diseñará sobre su dentadura la incrustación que necesita y así anticipar el resultado final.

Este método permite que el tratamiento sea altamente predecible. Se evitan problemas de diseño o adaptación de la prótesis al diente de la persona.

Fresadora robotizada

Esta máquina robotizada se encuentra conectada con el software 3 Shape. Anteriormente, el tallaje del material se realizaba manualmente. Por lo tanto el resultado no siempre era exacto al modelo inicial. Y el proceso de fabricación demoraba mucho tiempo.

Con las innovaciones tecnológicas actuales del laboratorio, una fresadora robotizada es la encargada de fabricar todas las piezas. Es milimétrica y sigue detalladamente la muestra virtual. En un tiempo aproximado de 20 o 30 minutos el protésico obtiene la prótesis diseñada. Dependiendo por supuesto del tamaño de la pieza que se elabora.

Horno de cocción

El paso siguiente después de pasar por la fresadora, es darle el color de un diente natural a la prótesis. Para ello, el material con el que se ha fabricado la prótesis (porcelana o zirconio) debe cristalizar, es decir, cambiar de fase.

Esto se consigue gracias al horno de cocción. El horno aporta el glaseado o brillo adecuado para la pieza. Además, se consigue darle los matices que requiere cada prótesis. Considerando las necesidades estéticas del paciente. El proceso tarda entre 6 y 8 minutos aproximadamente.

Maquillaje

Por último, aunque el horno de cocción personaliza la pieza dental, en algunos casos es necesario que el protésico le dé la caracterización final. Por lo tanto el resultado es aún más natural.

Esta tarea, se conoce como maquillaje y requiere la destreza y precisión del protésico. El trabajador mezcla estratégicamente los colores y pinta cada prótesis a mano. Es una pintura especial que nunca pierde color.

Revise ahora los mejores seguros dentales low cost para que haga la mejor elección en el seguro dental de usted y su familia

Seguridad del laboratorio

Todos los protésicos dentales deben seguir una serie de pautas que aseguren la higiene del material que fabrican. Las instrucciones de limpieza y seguridad están reflejadas en el Protocolo de Bioseguridad. Es el manual donde vienen indicadas las precauciones que deben tener los protésicos.

En el documento se detalla cómo deben protegerse los trabajadores. No solamente de los químicos presentes en los laboratorios dentales, sino también para garantizar la integridad de las prótesis.

Dentro del laboratorio, se debe usar mascarilla buconasal, gafas protectoras, guantes y gorros desechables. Además del delantal quirúrgico.

Todo el material de laboratorio debe ser esterilizado y desinfectado después de usarlo cada vez que se requiera.

Así, detrás de cada tratamiento, siempre hay un profesional especializado y un laboratorio dental que lo respalda.

Utilice siempre el mejor comparador de seguros dentales para encontrar la mejor opción de seguro para su familia

También te puede interesar