El cáncer oral se encuentra entre los 10 cánceres más comunes de la cabeza y el cuello, a nivel mundial, sin embargo, es posible prevenirlo. Del total de tumores malignos en el cuerpo los tumores de la cavidad oral representan un 4%, y de ese porcentaje, un 90% corresponden al cáncer o carcinoma oral de células escamosas.

Casi el 50% de los cánceres orales se diagnostican en forma tardía. Sólo en España, se diagnostican 7.000 personas al año con este tipo de cáncer y mueren 500 por su causa. En general se producen más muertes cada año, por cáncer oral que por accidentes de tráfico.

Su incidencia es mayor en los países asiáticos y varía de acuerdo a la ubicación geográfica. Así se tiene que en Estados Unidos o en Europa la incidencia es del 2 al 4%. Mientras que en España es de 5,7 a 12,9 casos cada 100.000 ciudadanos masculinos al año. Y disminuye en las mujeres de 0,6 a 2,1 cada 100.000 mujeres al año (2015).

Tradicionalmente, el cáncer oral predominaba en los hombres, sin embargo, debido al aumento del hábito de fumar en la mujer, la relación se redujo.

También ha incrementado la aparición del cáncer oral en mujeres jóvenes no fumadoras. Asimismo, la edad promedio de aparición del cáncer es mayor de 50 años. Pero recientemente han aumentado los casos en pacientes de 40 años y de menor edad.

Recuerde contratar siempre el mejor seguro dental para usted y su familia.

Factores de riesgo y medidas de prevención

Los principales factores de riesgos que aumentan las probabilidades de padecer de cáncer oral son el alcoholismo y el tabaquismo. El riesgo de presentarlo aumenta hasta 13 veces respecto a los que no tienen estos hábitos. Cabe destacar que pasados 10 años después que el fumador deja el hábito, el riesgo de padecer cáncer oral es iguala al de no fumador.

De igual forma, una higiene bucal deficiente también es causa de cáncer así como las infecciones producidas por virus o por roces continuos con alguna prótesis dental desajustada.

Por otra parte, exponerse en forma excesiva al sol sin protegerse adecuadamente también es causa de desarrollo de cáncer en labios.

Por lo tanto, para protegerse de este tipo de cáncer, es necesario ser precavido y tomar medidas como tener una alimentación sana y balanceada, una higiene bucal adecuada y evitar y curar lesiones presentes en la cavidad bucal.

De hecho, una alimentación rica en frutas y verdura fresca, pescado y aceite de oliva, reduce el riego de desarrollar cáncer oral en un 30% y un 40%.

Por otra parte, los síntomas son variables y se presentan de diferentes formas. Tales como pequeñas heridas, pequeñas inflamaciones, úlceras, y placas de color rojo o blanco, o ambas.

Las cuales duran más de dos emanas después que aparecen.  Por lo que es conveniente visitar al dentista periódicamente si usted entra entre las personas vulnerables.

Y después de los 40 años es conveniente hacerse cada seis meses una autoexploración, además de visitar al dentista. Revisar internamente mejillas, labios, paladar, lengua y encías y descartar la presencia de cualquiera de estos síntomas.

De cualquier forma, los dentistas son el principal ente para prevenir el cáncer oral, al detectarlo en los controles que realizar en forma rutinarias a sus pacientes.

La tasa de supervivencia a este tipo de cáncer es baja, alrededor del 50 al 60% a los cinco años de detectado. Debido a lo tardío del diagnóstico, generalmente se hace cuando se encuentra en estadio III o IV.

En consecuencia, en España, cada año se presentan de 6 y 12 casos nuevos en hombres/ 100.000 habitantes. En mujeres aparecen 2 casos nuevos/100.000 habitantes. Desde 1975 al 1994 se produjo un crecimiento cada año del 25% de mortalidad en hombres y 9% en mujeres. Desde entonces la cifra se mantiene.

Los especialistas afirman que el cáncer doral ha aumentado a nivel mundial en los últimos años. Asimismo, en los países centrales y del este de Europa aumentó la tendencia de mortalidad de este tipo de cáncer.

Revise ahora los mejores seguros dentales low cost para que haga la mejor elección en el seguro dental de usted y su familia

Papel del odontólogo en la prevención del cáncer oral

En la prevención del cáncer oral el papel del odontólogo es primordial. Tanto para la educación del paciente, como para la detección precoz y el diagnóstico. Así se tiene tres tipos de prevención, la primaria, secundaria y la prevención terciaria.

 Prevención primaria

La prevención primaria se relaciona con promover un estilo de vida saludable. Buena alimentación sin hábitos perjudiciales como el alcoholismo o tabaquismo.

Se estima que la eliminación de esos dos hábitos, reduce hasta en un 80% la aparición de nuevos casos de cáncer oral. De esta forma, se reducirían a un 35% al dejar de fumar 1 a 4 años después. Y después 20 años de dejar de hacerlo, se reducirían en un 80%.

De igual forma, consumir fruta y verdura está asociado a una disminución importante del riesgo de desarrollar cáncer oral. Por lo cual, el odontólogo debe fomentar este tipo de hábitos alimenticios y eliminar el consumo de tóxicos en los pacientes.

Prevención secundaria

Por otra parte, la prevención secundaria, se refiere al diagnóstico precoz del cáncer oral. La supervivencia de vida aumenta si el cáncer se diagnostica a tiempo.

En este nivel de prevención se detectan los estadios I y II de la enfermedad. En este momento el desarrollo del cáncer es incipiente, con una lesión menor de 4 cm y no hay metástasis cervical. La tasa de supervivencia después de 5 años de diagnosticado es del 75%.

Mientras que al detectarlo cuando se encuentra en los estadios III y IV, cuando las lesiones son mayores a los 4 cm el pronóstico de vida se reduce considerablemente. Y la supervivencia media disminuye entre el 20 al 30% después de 5 años de diagnosticado.

La autoexploración y un examen sistemático de la mucosa oral permiten identificar lesiones incipientes sospechosas.

Prevención terciaria

Por último la prevención terciaria asociada al manejo de las secuelas del tratamiento para el cáncer. Los odontólogos también en esta etapa juegan un rol importante. Los pacientes diagnosticados y con tratamiento deben controlarse periódicamente para prevenir aparición de nuevas lesiones o tumores.

Así mismo requerirán procedimientos para reducir y eliminar las caries, mucositis, rehabilitación oral entre otros.

Utilice siempre el mejor comparador de seguros dentales para encontrar la mejor opción de seguro para su familia