Muchas personas les toco en algún momento de su vida ver como sangran sus encías al cepillarse o incluso al comer. Claro está que cuando una parte de nuestro cuerpo sangra, significa que algo malo pasa, que lleva a preocuparnos y buscar la ayuda médica correspondiente.

Compara los seguros de Dentales más baratos en tan solo unos minutos.

Sin embargo en lo que se refiere al sangrado de las encías, es probable que algunas personas dejen de cepillarse o que lo vean como algo normal. Pero esto no es lo que recomiendan los expertos.

El Dr. Óscar Castro Reino, estomatólogo, odontólogo y presidente del Consejo General de Dentistas de España. Ha detectado entre la población la “falsa creencia” de que el sangrado es algo normal, cuando lo que está indicando es un problema. “La gente lo acaba normalizando”, menciona el experto.

Razones más comunes por las que sangran las encías

¿A qué se debe? La principal razón del sangrado es la acumulación de algo llamado ‘sarro’, que puede causar una enfermedad conocida como gingivitis.

La ‘placa’ es una sustancia pegajosa que está conformada por bacterias, mucosidades y otras partículas. Las cuales se depositan en los dientes, y que al no tener una buena higiene bucal esta placa se mineraliza o endurece provocando lo que comúnmente se llama ‘sarro’. Cuando se acumula de manera abundante se transforma en gingivitis.

La gingivitis es una enfermedad bucal que se caracteriza por la inflamación de las encías que, en caso de no ser atendida de una manera correcta se agrava y puede provocar la caída de los dientes y tener consecuencias más serias para la salud.“Aproximadamente el 60% de la población tiene este problema alguna vez en su vida”, comenta el Dr. Óscar Castro Reino.

De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos. Cuando las encías sangran es un signo común de enfermedad periodontal, sin embargo, cuando éste es de manera regular o constante puede deberse a serias afecciones relacionadas con trastornos hemorrágicos y plaquetarios, inclusive con cáncer.

Otras razones por las que sangran las encías 

Aparte de la gingivitis, existen otras razones comunes que pueden provocar que sangren las encías.

  • Malos Hábitos de higiene

Emplear mal el hilo dental, utilizar cepillos de cerdas duras, así como cepillarse de manera muy fuerte o enérgica, pueden causar el sangrado de encías.

  • Fumar

Fumar es uno de los factores de riesgo más significativos relacionados con las encías sangrantes y el desarrollo de la enfermedad periodontal, ya que el fumar causa inflamación de las encías.

  • Cambios hormonales

Cuando se sufren cambios intensos hormonales estos ocasionan que las encías se debilitan y sangren, en caso de no atenderse se puede perder un diente. Los cambios hormonales son más comunes en mujeres debido al embarazo y la menopausia, sin embargo los hombres no quedan exentos.

  • Deficiencia vitamínica

Según especialistas la deficiencia de vitamina K puede causar sangrado de encías, por ser un nutriente vital para el funcionamiento de varias proteínas que intervienen en la coagulación.

  • Diabetes

Según la Asociación Americana de Diabetes, las personas que la padecen tienen un mayor riesgo de desarrollar infecciones, entre ellas, inflamaciones en las encías.

  • Algunos medicamentos

La saliva sirve para proteger la boca, y si no se tiene suficiente, queda susceptible a infecciones que causan el sangrado de encías. Hay algunos medicamentos que pueden hacer que el tejido de éstas crezca más de lo normal, lo que dificulta mantenerlas limpias y sanas.

Algunas personas por genética o enfermedades cardiovasculares como hipertensión, leucemia o SIDA (enfermedades que debilitan el sistema inmune del cuerpo), padecen de sangrado en las encías.

Es muy importante que cuando se acude al dentista debe indicarle al doctor si se tiene alguna enfermedad para que lo considere dentro del tratamiento. También llevar una vida cargada de excesos de estrés está relacionado con el sangrado de las encías.

Compara los seguros de Dentales más baratos en tan solo unos minutos.

Así que la manera más sencilla de prevenir el sangrado de encías es mediante la adopción de buenos hábitos en la alimentación. También tener una buena higiene bucal. Además de la importancia de que si nuestras encías sangran acudir al especialista. Nunca esperemos a que una pequeña afección, se transforme en un enorme problema.

También te puede interesar