En ocasiones, algunas personas confunden coronas dentales con implantes. Pero no,  son dos cosas diferentes. Un implante dental es un proceso quirúrgico que se lleva a cabo como último recurso, cuando ya la dentadura está muy dañada. Es un tornillo que se fija en el hueso de la mandíbula para fijar allí un diente nuevo, artificial.

Por lo general los implantes se instalan para reemplazar un diente dañado por uno artificial. O bien  para cubrir un espacio dejado por la pérdida de un diente.

Mientras que las coronas dentales son piezas usadas para restaurar la forma y el tamaño de un diente y para ​​mejorar su aspecto estético. Estos complementos de la dentadura preservan la funcionalidad de los dientes dañados. Se utilizan para proteger los dientes rotos. Así como restaurar la funcionalidad de piezas dentales con caries de gran magnitud o reemplazar coronas antiguas.

También existen en la actualidad, tratamientos menos invasivos que las coronas, que dan muy buen resultado. Por lo tanto hágase una buena evaluación de su dentadura  antes de decidir por este tipo de tratamiento.

Recuerde contratar siempre el mejor seguro dental para usted y su familia.

¿Qué son las coronas dentales?

Las coronas dentales son una restauración muy resistente que ofrece propiedades estéticas y funcionales. Por contrapartida para hacer una corona es necesario reducir los dientes. Es decir, hay que limarlos. Este tratamiento está indicado cuando se encuentra dañada la estructura dental.

Tal es el caso de dientes rotos destruidos por caries  o dientes con endodoncia en los cuales se comprometen su función y  estética.

También está indicado sólo con el propósito de mejorar la estética de la sonrisa. Además sirven para realizar un puente dental. Cabe destacar que un puente es una estructura compuesta por dos coronas. Cuya finalidad es suplir la ausencia de uno o varios dientes.

En general, las principales indicaciones de las coronas dentales se pueden resumir en cuatro aspectos principales.

  • En primer lugar, proteger un diente debilitado por una caries dental muy extensa. Aunque si es posible, se recomienda las Incrustaciones dentales. Ya que permiten una mayor conservación de la estructura dental.
  • También se indican para realizar restauraciones de un diente roto o severamente dañado o endodonciado.
  • Para realizar un puente dental y reponer la falta de un diente
  • Las coronas también están indicadas para tratar problemas estéticos de la sonrisa. Como es el caso de dientes muy mal posicionados o descoloridos.

No se deben confundir las carillas dentales con las coronas. Ambos tratamientos son usados en estética dental para mejorar la sonrisa. Sin embargo, las carillas dentales son finas láminas de porcelana que se ponen en la superficie externa del diente para mejorar su estética.

Son muy conservadoras y en algunos casos se colocan sin limar el diente. Sin embargo, no están indicadas para mejorar la función ya que son débiles y se pueden romper con más facilidad que las coronas.

Revise ahora los mejores seguros dentales low cost para que haga la mejor elección en el seguro dental de usted y su familia

¿Cuál es el precio de las coronas y cuantos tipos hay?

El precio de las coronas dentales es variable, depende del material que se use para diseñarlas y fabricarlas. Por ejemplo, en Propdental todas las prótesis dentales,  incluidas las coronas,  son diseñadas con la tecnología cad cam dental. El precio de una corona dental de metal porcelana es de 261 euros. Y el de las coronas de circonio es de 398 euros.

Las coronas de circonio, por sus características de biocompatibilidad y translucidez, son las que ofrecen los mejores resultados en estética dental.

Existen diferentes tipos de coronas en cuanto al material restaurador utilizado para fabricarla. Así se tienen, coronas de metal porcelana, de circonio, 100% porcelana,  oro o metal y coronas de resina.

La selección del material se ve determinada por cada situación en particular. Es decir, en función de las demandas estéticas y la fuerza de masticación que debe soportar la corona.Los dentistas de deberán estudiar su caro particular y le aconsejarán cuál es el mejor material para usted.

Coronas de metal cerámicas son las más utilizadas.

Proporcionan una restauración fuerte, duradera y estética. Una de las claves del éxito estético y funcional es asegurar una adecuada preparación de la estructura dental subyacente. Para que la corona pueda tener el grosor indicado.

Uno de los inconvenientes de las coronas metal porcelana es que con el tiempo enseñan una línea gris de metal. Esto se debe a que la encía se retrae a medida que pasa el tiempo.

Coronas 100% porcelana y de circonio.

Las coronas 100% porcelana como el nombre indica son totalmente realizadas en porcelana. En el caso de las coronas de circonio se utiliza este material. Este tipo de coronas estéticas proporcionan una restauración sin metal, por lo que es totalmente biocompatible.

Por las características de translucidez de estos materiales y la ausencia de metal se logra una estética dental insuperable. Son las más demandadas porque imitan muy bien el aspecto del diente. Por tanto, quedan muy naturales una vez puestas y apenas es perceptible. Son resistentes, aunque no tanto como las de otros materiales.

Coronas de oro

Eran muy usadas en la antigüedad. En especial por su durabilidad. Actualmente no se usan por razones estéticas.

Las coronas dentales de oro y las coronas de metal son muy resistentes aunque poco estéticas. Razón por lo cual no son muy populares. Las de metal siguen estando indicadas en algunos casos de pacientes con mordidas fuertes o con bruxismo.

Corona temporal de resina

Se emplean como provisionales para proteger el diente mientras se fabrica la corona final. Este material no se emplea para coronas definitivas ya es poco resistente y se tiende a fracturar.

Cuidados que debe tener después de colocar una corona dental

Una vez colocada la corona definitiva, debe mantener unos buenos hábitos de higiene bucal. Ellos le ayudarán a remover los restos de comida que se depositan en la encía alrededor de la corona o por debajo del puente.

Si no tiene buena técnica de higiene, es posible que se formen caries por debajo de la corona y se inflamen las encías alrededor de ella.

También es importante evitar comer alimentos muy duros, ya que ellos pueden dañar la corona o romper la porcelana. Evite morderse las uñas.

Cuando se coloca una corona dental, puede aumentar la sensibilidad al frío o al calor durante unos días. En caso que esto se extienda en el tiempo, no dude en contactar con su dentista. Así descartara que haya problemas presentes.

Utilice siempre el mejor comparador de seguros dentales para encontrar la mejor opción de seguro para su familia

También te puede interesar