Por intrusismo profesional fue condenado por el juzgado de lo Penal número 1 de Santander. En el 2017 se le impuso una multa por 1.440 euros por usurpar las funciones de los odontólogos. Se dedicaba a colocar implantes, realizar extracciones de piezas dentales y otros tratamientos propios del oficio, sin tener un título oficial.

El Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cantabria compareció ante la denuncia de una de sus pacientes. Los hechos relatados  por la paciente “son constitutivos de un delito de intrusismo profesional”.

Asimismo, el juez dictaminó, que el acusado durante el 2014 y 2015 era regente de una clínica dental en cántabra de Astillero. Le hacía publicidad a la clínica y atendía pacientes para realizarle tratamientos dentales. A pesar de que no tenía título de graduado de odontólogo.

El fallo del juez condena al acusado “a la pena de un año de prisión e inhabilitación para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena”. Además debe cubrir el pago de los costos del proceso judicial.

Por su parte, El Consejo General de Dentistas señala que la sentencia no es firme. Que es posible solicitar un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Santander.

Recuerde: contrate siempre el mejor seguro dental disponible en el mercado.

Se necesitan penas más fuertes

En este sentido El Consejo General de Dentistas señala que “Hay que recordar que este protésico dental ya fue condenado en mayo de 2017. Por cometer  otro delito de intrusismo, con una multa de 1.440 euros y, actualmente se encuentra cursando el Grado de Odontología”.

Es culpable de no tener el título que lo acreditara como profesional de la odontología y se hace conocer como tal. Además practica la profesión y aplica tratamientos y todo el ejercicio pertinente a un odontólogo.

Por tal razón, el Dr. Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas exige a la administración “que se endurezcan las penas por los delitos de intrusismo profesional para que sean verdaderamente disuasorias. Y así evitar que se sigan cometiendo infracciones de este tipo en el ámbito de la Odontología. Puesto que se pone en peligro la salud de los pacientes”.

Los pacientes corren el gran riesgo de ser lesionados por una persona que no está acreditada para tratarlos odontológicamente. Sin duda alguna la seguridad de los pacientes es lo más importante. Tal como lo indica el Dr. Oscar Castro.

Para este caso en particular y demás oportunidades donde requiera realizar tratamientos dentales seguros y de buena calidad recurra ante todo a disponer de un buen seguro dental. Con ello reducirá sus gastos y podrá acudir a profesionales destacados, que aseguren su salud bucal. Busque el mejor seguro, con un comparador de seguros.

En este sentido, El Dr Castro, también solicita a la administración, que se aplique la Ley 2/2007 de Sociedades Profesionales. La ley prevé entre otras cosas, que los Colegios Profesionales puedan sancionar deontológicamente a aquellas personas o compañías que realicen actividades que requieren se disponga de la colegiatura profesional obligatoria.

De esta manera, se asegura que el control de los pacientes queda en manos de profesionales colegiados. Además se evita el intrusismo que es precisamente lo que se está exigiendo.

Finalmente, el Dr Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas aprovecha esta oportunidad para hacer otras exigencias. Solicita se revise el artículo 4.1 del Real Decreto Legislativo 1/2015, de 24 de julio.

En este sentido reclama que no hay concordancia con lo expresado en él. Ya que este impide por una parte, a los dentistas ser titulares de laboratorios de prótesis dentales. Pero a su vez no imposibilita a los protésicos dentales a ser titulares de las clínicas dentales.

Por otra parte, desde hace algún tiempo, La Organización Colegial de Dentistas de España alerta sobre de las delicadas consecuencias que tiene para el sistema de salud el gran número de profesionales odontólogos en España. Además, la ausencia de un número clausus efectivo en Odontología en España.

La organización colegial se basa en un estudio reciente realizado por Jaime Pinilla Domínguez, de la Universidad de Las Palmas. El enfoque del estudio es sobre “El mercado de trabajo y los nuevos titulados en Odontología: Un estudio del desajuste educativo”.

En él se concluye que el número de dentistas en Espala es excesivo. Esto repercute en la necesidad urgente de establecer mecanismos de planificación de recursos humanos para practicar la profesión. Hasta los momentos, estos mecanismos no se han desarrollado.