Antiguamente, los odontopediatras o dentistas para niños, aconsejaban llevar al niño cuando éste tuviera todos los dientes temporales, conocidos como “dientes de leche”. Lo cual sucede alrededor de los 30-36 meses de edad. En la actualidad recomiendan que la primera visita sea durante el primer año de vida y posteriormente se lleven cada año para una revisión.

Se ha observado que muchos niños antes de los 3 años de edad ya han sufrido traumatismos  en sus dientes. Algunos también, presentan caries  de la primera infancia, del biberón o del lactante. O problemas asociados con la oclusión como consecuencia  de malos hábitos.

De esta manera, al realizar la primera revisión con el dentista alrededor de los 12 meses de edad, es posible tomar medidas preventivas. En especial en relación a los hábitos, consejos de alimentación y de limpieza bucal. Cuidados que ayudan y favorecen el correcto desarrollo dental de los niños. Asimismo lo certifican los datos del Estudio de Salud Bucodental de Sanitas.

En España, la edad promedio para acudir por primera vez al odontopediatra es de 5 años. Por lo tanto los padres están retrasando 4 años la primera visita de sus hijos al odontólogo. Además de que uno de cada dos adolescentes reconoce acudir al dentista solo cuando detecta algún problema. Según afirma Sanitas.

Asimismo, el porcentaje de padres que afirma llevar a su hijo al dentista únicamente al descubrir algún problema es elevado. A pesar de que la cifra se va reduciendo.

Sanitas ofrece dentistas para niños en todas sus clínicas dentales, distribuidas por todo el territorio español. Acuda a ellas y prevenga enfermedades bucodentales en sus hijos.

Recuerde contratar siempre el mejor seguro dental para usted y su familia.

Los primeros cuidados dentales

La higiene bucodental debe iniciarse antes de que ocurra la erupción dentaria. Por lo tanto se recomienda pasar una gasita humedecida  con agua tibia por las mucosas de la boca del bebé. Con ello se retiraran los restos de leche. Además de que masajear de manera circular las encías  provoca alivio al bebé cuando comienza la erupción dental.

Intente limpiar la lengua, en la medida de lo posible con la misma gasa, dando movimientos lineales. Con el cuidado de no provocar el reflejo de vómito.

Luego, cuando ya haya erupcionado el primer diente es fundamental limpiar todas las superficies con un cepillo adecuado a la edad. También es posible hacerlo con un dedal con cerdas de goma que facilita el movimiento. Debe usar una pasta dental con una concentración de 1000 ppm de flúor y con una cantidad equivalente a un grano de arroz.

En este sentido, Manuela Escorial, odontólogo de Sanitas afirma que “El cuidado de los dientes de leche es muy importante, una boca libre de caries en la infancia está relacionada con una boca sana en la edad adulta”.

Revise ahora los mejores seguros dentales low cost para que haga la mejor elección en el seguro dental de usted y su familia

Evitar el miedo al dentista

Gran parte de la población teme ir al dentista por diferentes razones. Pero en menores, uno de los problemas de su primera visita a los dentistas para niños, es que suelen ir con miedo. Lo conveniente es evitarlo favoreciendo la relación del niño con el odontopediatra.

En algunas ocasiones son los propios padres los que transmiten a sus hijos este miedo. Generado tal vez por experiencias personales, o lo usan para manejarlos, “Si te portas mal te llevo al dentista”. No es conveniente trasladar esos miedos a los hijos, pues lo están perjudicando.

Al contrario, los padres deben generar una actitud positiva de los niños hacia el dentista. Conozca algunas claves, así se le hará más fácil llevarlo a sus revisiones habituales.

  • Hablar de forma positiva al referirse al dentista.
  • Llevar a los niños a edades tempranas para que empiecen a familiarizarse con el gabinete dental.
  • Explique a sus hijos la importancia de la higiene bucodental y convierta el momento del cepillado de dientes en un juego familiar.
  • Evite realizar comentarios negativos sobre el dentista en frente del niño.

Después de vacaciones, antes de entrar al colegio

En el período vacacional, se pierde un poco la rutina de los hábitos de limpieza bucodental. Con seguridad quedaron relegados a un segundo plano, no era la primera opción. Los dentistas para niños consideran obligatorio hacerles una revisión antes de iniciar las clases.

El problema de calado en niños y adolescentes, a consecuencia de consumir durante estos meses helados, bebidas azucaradas o chucherías. Y no seguir unos hábitos de limpieza bucodental estrictos, con toda seguridad está presente.

En este sentido, Manuela Escorial, odontóloga de la Dirección Asistencial de Sanitas Dental afirma que “la vuelta de vacaciones es el momento idóneo para someterse a un chequeo. De cara a afrontar las clases con una boca sana”.

La prevención es la clave para una disfrutar de una buena salud bucodental, esencial para que, en el futuro, los dientes permanentes crezcan sanos y fuertes. Por lo tanto es imprescindible llevar los niños al dentista al menos una vez al año para llevar a cabo una revisión rutinaria. Así evitará además gastos innecesarios.

Tratamientos para niños más demandados antes del inicio de clases

Los desórdenes en las dietas debido a viajes frecuentes, comidas fuera de casa, golosinas, refrescos sin medida, caracterizan el período  vacacional. Por esta razón se presentan con frecuencia daños en los dientes que es necesario remediar.

En consecuencia, los tratamientos más frecuentes que se realizan a niños y adolescentes antes de empezar clases, son básicamente cinco. Obturación, Ortodoncia, selladores de surcos y fisuras, pulpectomía y pulpotomía y aplicación de fluor. Entérese de los detalles.

  • Durante el verano, el azúcar es el protagonista en la dieta de los niños. Por ello, La obturación, tratamiento de odontopediatría es uno de los más demandados al regreso de vacaciones. Se trata del llamado “empaste dental”, cuyo objetivo es subsanar las caries.

Si no se tratan las caries terminan afectando al nervio, lo que genera graves molestias y futuros problemas de salud oral.

  • La ortodoncia es un tratamiento dirigido a corregir cualquier alteración o anomalía del desarrollo óseo o dental. Y la vuelta a la rutina después de las vacaciones es el momento ideal para empezar con este tipo de tratamiento. En niños están diseñadas para lograr un correcto desarrollo de los huesos maxilares y de los dientes.
  • Selladores de surcos y fisuras son una de las intervenciones más habituales en niños. El tratamiento consiste en rellenar las fisuras que aparecen en la superficie de los dientes. Así se evita que se acumulen restos de comida. Es un método indoloro y muy fácil de realizar. Se protege a los niños de las caries y les permite arrancar el nuevo año escolar, con los dientes en perfecto estado.
  • La Pulpectomía y pulpotomía se realizan en dientes de leche. Cuando hay afectación de la pulpa, sistema de aporte sanguíneo e inervación de cada diente. Son tratamientos para preservar el diente de leche y evitar su extracción. En algunos casos la afectación y la infección asociada hará necesaria la extracción. Será necesario entonces considerar un mantenedor de espacio.

La pulpotomía se realiza cuando la afectación de la pulpa es menor, es un tratamiento más leve que la pulpectomía.

  • Considerando la prevención como base de una buena salud bucodental, la aplicación de flúor se realiza para endurecer el esmalte. Además permitir que los niños tengan unos dientes fuertes y sanos. Es un método de evitar problemas durante el curso y un complemento perfecto a los hábitos de higiene oral diarios.

Busque dentistas para niños, Sanitas, cuenta con clínicas dentales en las principales ciudades españolas. Solicite  una revisión gratuita y recuerde que también ofrecen financiación sin intereses. Para todos, sea o no de Sanitas.

Utilice siempre el mejor comparador de seguros dentales para encontrar la mejor opción de seguro para su familia

También te puede interesar