El ‘blanco’ de los dientes es una característica genética de cada  persona. Son privilegiados los que tienen por naturaleza dientes blancos y relucientes.

Una sonrisa agradable  y reluciente, con dientes sanos y saludables es la mejor presentación que se puede hacer. Debemos mantenerlos limpios y atractivos para dar una primera buena impresión.

Sin embargo la dentadura no siempre está blanca y brillante, hay muchos factores que pueden opacar su brillo.

Factores que influyen en el color

Entre los factores más comunes que pueden en cualquier momento atacar la brillantez de la dentadura, es en primer lugar una higiene bucodental deficiente.

También juegan un papel importante la dieta alimenticia, en especial los alimentos con excesivo contenido de ácido cítrico o azúcar. Por ejemplo, té, vino tinto, Salsa o puré de tomate, tabaco, cigarro, gaseosas de color oscuro principalmente las negras, frutos o salsas  rojas, entre muchos otros.

Cada persona tiene un color definido de sus dientes, al igual que el color de la piel o del cabello.  El color blanco de los dientes es particular de cada persona.

Todas las personas desean tener dientes blancos, sin embargo, hay un límite para el color blanco en cada persona. Algunas los tendrán siempre más blancos que otras y otras simplemente los tendrán amarillos  Susan Alarcón, odontóloga y cofundadora de la clínica OdontoStudio lo confirma.

Remedios caseros para blanquear los dientes

Es importante tener cuidado con los remedios caseros para blanquear los dientes. Muchos de ellos en lugar de limpiarlos y dejarlos brillantes, los desgasta y debilita. Además, la mayoría son sustancias abrasivas.

Algunos ejemplos son el jugo de limón, el vinagre de manzana, el aceite de coco. Estos pueden desgastar el esmalte y debe recordar que el tejido dentario no es renovable, no se repone. Se presentan síntomas como dolor al tomar agua fría o al calor lo que indica hipersensibilidad de la dentadura.

Es posible que se logren pequeños cambios en el color, pero también es verdad que los dientes pueden sufrir daños y hacerlos porosos y causar hongos.

El remedio más común usado en casa es el bicarbonato y el agua oxigenada, sin embargos los dos ocasionan daños a los dientes. Al friccionar el bicarbonato con el diente, causa porosidad y desgaste en el diente, provocando la presencia de un hongo.

Existen también algunas cremas dentales que se ofrecen en el mercado para blanquear los dientes, sin embargo solamente es posible aclarar el color algunos tonos. No son efectivas 100% y pueden en cambio incrementar la sensibilidad del diente, ya que provocan porosidad.

Con el deseo de tener unos dientes blancos y brillantes las personas recurren a realizarse tratamientos de blanqueamiento. Sin embargo, es necesario tener ciertas precauciones antes de decidir hacerlo.

Tratamientos para blanquear dientes

El paciente debe conocer el tipo de blanqueamiento que se realizará y la efectividad del mismo, de acuerdo a las características genéticas de los dientes de cada persona. Además, hay que asegurarse que el seguro dental escogido cubra ese procedimiento.

Algunos de los tratamientos para blanquear los dientes o aclarar el color amarillo son el blanqueamiento dental, carillas dentales y resina compuesta. No obstante, se debe tener en cuenta que no todos los tratamientos son recomendables para la generalidad de las personas.

En este sentido, cuando el paciente tenga los dientes muy descalcificados o el área de las raíces está expuesta no es recomendable el blanqueamiento de los dientes.

Con el blanqueamiento dental se pueden reducir las manchas o aclarar el color amarillo de los dientes. Se pueden blanquear los dientes totalmente. Por otro lado, las carillas dentales son productos que se adhieren a la superficie del diente y permiten ocultar las manchas y las tonalidades más oscuras.

Mientras que con el tratamiento usando la resina compuesta, se  rellenan las cavidades. Esta se adquiere al esmalte de los dientes. Sin embargo, no se recomienda cuando el paciente tiene los dient4es muy manchados.

La Dra Alarcón, recomienda que antes de hacer alguno de los tratamientos de blanqueamiento es necesario acudir al odontológico. Se debe descartar presencia  de caries, patología periodontal o la presencia de alguna otra infección o enfermedad dental. De presentarse algunos de estos casos, el blanqueamiento es más bien perjudicial.

Siempre se debe contar con un buen seguro dental. Y la mejor forma de encontrarlo es utilizando el mejor comparador de seguros disponible.

También te puede interesar